Coma carne, no coma cuento – Opinión económica en Colombia (1)

En un comentario anterior, se mencionó la particular ambición de (des)informar del periodismo y comentaristas económicos en Colombia. Y propuse una lista de comentaristas económicos que, creo son acertados y otros que hacen un ejercicio muy pobre. A la lista de los malitos hay que agregar a César González Muñoz.

En su artículo de opinión del 13 de agosto de 2008 (abajo se anexa una reproducción) en el periódico Portafolio, comienza hablando de la importancia de informar y explicar al público algunos detalles de la política monetaria del Banco de la República y lo que termina haciendo es desinformando. Dice tres burradas que… no hay mas alternativa que denunciarlo por bruto. Acá vamos.

El artículo está bien estructurado, acá no se le quita nada a nadie, comienza con una hipótesis, la desarrolla y concluye graciosamente. Está compuesto por 6 párrafos, párrafo 1 y 2 establecen el argumento: economistas entrenados en los medios de comunicación se confunden en la discusión y no debaten sobre los temas de importancia, y presenta al periodismo económico como el medio para informar al público. En los párrafos 3, 4 y 5 presenta sus tres burradas, y párrafo 6 concluye con frase premonitoria de cocktail.

Brutoooooo

Burrada #1. Párrafo 3: “La política monetaria no tiene impactos inmediatos”, dice que el Banco de la República no sabe cuándo, ni en qué magnitud la política monetaria será efectiva, y remata diciendo que la política monetaria del Banco de la República en los últimos 15 meses ha sido inefectiva.

Esta afirmación equivale a decir que el Banco de la República podría desaparecer y estaríamos en las mismas. Que en Colombia nadie se ha visto afectado por el permanente incremento de las tasas de interés en el último año. Que el exceso de demanda interno en la actualidad es el mismo al de hace un año y que por eso la inflación actual es la misma de hace un año. Cosas como estas no las diría ni un contador.

Burrada #2. Párrafo 4: “Los banqueros centrales conducen una nave en medio de la oscuridad”.

Esta afirmación implica que el Banco de la República no sabe lo que hace y que el manejo monetario de los últimos 15 años en controlar y reducir la inflación ha sido fortuito, un evento milagroso, una casualidad. Que no existe relación alguna con las medidas de política económica del Banco de la República y la reducción de la inflación. Que las decisiones de la Junta Directiva del Banco de la República consisten en tirar dardos a un tablero y en el número donde mas dardos caigan corresponde a la meta de inflación y sus políticas son determinadas por la señora de los tintos.

Burrada #3. Párrafo 5: “Los principales insumos de la política de control de la inflación se encuentran solo en la imaginación humana”.

Esta afirmación está asociada a la credibilidad que ha construido el Banco de la República en los últimos 15 años al señalar tasas de inflación y medidas de política que se han cumplido. Si el Banco de la República establece un objetivo y lo alcanza la información al público es que en el siguiente período, el nuevo objetivo es muy probable que se alcance, no es imaginación humana, es el establecimiento de una relación de credibilidad entre una autoridad y los ciudadanos. Es equivalente a cuando un ciudadano no comete un delito por temor al uso de la ley, acaso la cárcel es un artificio de la imaginación humana? acaso el incremento en las tasas de interés para controlar el exceso de demanda es un artificio de la imaginación humana? acaso los costos del crédito de endeudamiento en consumo de bienes suntuarios, o vivienda es un resultado de imaginación humana?

Uno entendería que este comentarista escriba estas cosas porque no tiene formación educativa, pero el hombre dice haber hecho “estudios conducentes al grado de Ph.D en Economía 1972-1974 en la Universidad de Cambridge” Esta prestigiosa anotación en su hoja de vida lo que traduce es: estudié economía en Cambridge pero nunca me gradue, ni gané los examenes, ni presenté tesis de doctorado.

Uno entendería que este comentarista escriba estas cosas si lo hiciera gratis, pero el hombre cobra por ofrecer consultoría económica.

Por imbéciles de este calibre es que los economistas somos odiados, y es por imbéciles de este calibre que existe este blog para desenmascararlos.

Hoja de vida de Cesar González

Una respuesta a Coma carne, no coma cuento – Opinión económica en Colombia (1)

  1. Enhorabuena por tu aporte. Me ha sido de gran utilidad. Estaría bien que todos los redactores escribieran un post tan bien redactado
    como el suyo. De nuevo, Felicidades. Saludos🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: